viernes, 18 de julio de 2008

Incongruencias de Matine.



Darse tiempo para recorrerse de a poquito por dentro significa prestarse atención un poco mas de a poco cada vez.
Lamentarse por lo que no hemos sentido aun es adelantar exageradamente el reloj del kilometraje sensitivo/pasional.

Se puede modificar el entorno que nos entorna atrapandonos, rodeandonos, afixiandonos hasta el punto del desmembramiento cerebral?
Se pueden modificar las burbujas calientes que rezongan sin cesar y nos queman si intentamos acercarnos demasiado?

Buscar el tiempo para darnos tiempo y dejar de lamentarnos por lo que da tantas vueltas en nuestro interior, eso que nos hace sentir tan de mas y a la vez tan en deuda con nosotros mismos.
Somos tan horrorosamente indispensables para nosotros mismos que huimos a veces, de forma muy constante, de la soledad...

BuEnO.

1 comentario:

Kiri_dido dijo...

Una reflexión de lo más acertada. Creo que a veces...nos ponemos unas metas muy difíciles. Mi solución....de a poquito y día a día:-)